martes, 13 de diciembre de 2016

Chicle de menta

Todos los 13 de diciembre se celebra el día de Santa Lucía y vos eras sin falta la primera en saludarme, todos lo años escuchaba un que "Dios te bendiga chiquita" y recibía un chicle, sabías que siempre lo esperaba, incluso cuando la adolescencia hacia estragos en mi personalidad,  algo tan simple siempre fue el símbolo mas inocente del cariño eterno de una abuela a su nieta.
Parece que el tiempo de mi corazón se congelo  despues de llorarte una noche entera, no quería sentir que te habías ido sin que te de un abrazo, no quería sentir que las pequeñas cosas no iban a suceder más, no quería que te vayas sin haberte podido compartir lo que me hace feliz...
Hoy que no estas hace tiempo y de repenteme casi por casualidad me encuentro a mi misma descongelando mis sentimientos y extrañandote como nunca, me falta ese llamado y ese chicle de menta.

viernes, 15 de julio de 2016

Barquito

Nunca fui de las personas que hablan mucho, casi nunca siento necesario decir cosas pues sostengo que una mirada, una sonrisa o sentarme al lado tuyo, por ejemplo si te veo cabizbajo, es más productivo, siento que la acción de estar es más reconfortante. No quiere decir que nunca diga nada, sólo quiero decir que expreso en palabras lo que siento necesario.
La verdad, no se si pensarlo como un defecto o una virtud, es que solo a veces todo eso juega en mi contra. Pasa que suelo viajar sobre un barquito de papel en el mar de mis pensamientos y casi siempre todo es muy tranquilo las olas balancean mi barco mientras yo las veo, las analízo, las disfruto  hasta que un día se desata una tormenta, pareciera que las olas quieren envolverme violentamente, me asustan ,van desarmando mi barco y me escupen por ahí, en lugares desconocidos, desolados y yo tengo que levantarme, sacudirme, buscar mi hoja toda enclenque y mojada, armar mi barco nuevamente y volver a navegar. Como cuesta, aveces, cuando no hay nadie que te sostenga las esquinas o te ayude a plegar el papel dañado para rearmar tu barco.

viernes, 26 de febrero de 2016

Atardecer...

Me gusta ver como el atardecer desaparece al final de la ruta mientras la noche lo devora lentamente de una manera hermosa, espectacular y misteriosa, digna de observar.
Es que en ese momento un compendio inestable de colores naranjas y morados se despliega en el cielo, la oscuridad opaca la claridad que hace un momento reinaba, se hace presente y envuelve la tarde mientras sus rayos de luz caprichosos se cuelan entre las nubes como queriendo quedarse un rato más, escaparse de la inminente noche que se avecina.
Como vos que vienes, me devoras con tu sonrisa y me envuelves en tus brazos  y yo tan terca como la tarde, escapando a lo inminente...


sábado, 24 de octubre de 2015

Te quiero sin querer

Tengo ganas de amarte y que me ames en el sentido más filosófico de la palabra.
Tengo ganas de aceptar que creo que estas calando mí alma, aunque no sean esas tus verdaderas intenciónes.
Es como si el corazón se me escapara el pecho cuando estamos cerca, puedes sentirlo? Sientes el calor de mis mejillas enrojecidas?
Quisiera que no sea asi.
Amarte sin que me ames, mirarte y que no me mires, sentirte en el pecho y que no me sientas.
Quisiera que me correspondas en serio o no haberme enamorado nunca de vos.
Quisiera que no sea tan triste. Perdón amor, te quiero sin querer quererte.



lunes, 19 de octubre de 2015

Que a las palabras se las lleva el viento?

Un "me voy" en el momento menos indicado (para mi) entró por mis oídos e impregno mi corazón, más tarde se escapo en un suspiro junto con un pedacito de mi alma.
Un "te extraño" me ha llenado de melancolía, me ha obligado a revolver mi mente y despertar algún dolor que dormía inconsciente.
Un "te amo" se guardo en un rinconcito iluminado de mi pecho y hace brillar mi sonrisa de vez en cuando.
Un "se acabo" desvasto mi interior y lloré por cada surco una lágrima.
Un "que inoperante" se clavo en mi percepción para siempre.
Un "sos horrible" convive conmigo, pero también un "que bonita sonrisa". Y déjenme decirles que trató de enfocarme más en la segunda.
Un "para siempre" me desilusiono y dejó un vacío que todavía intento rellenar.
Un "ya no puedo hacer nada,adios" marcó mi vida y me mostró que las cosas pueden terminar más rápido de lo que pensamos y eso aveces puede ser muy triste.
Todavía éstas seguro de que a las palabras se las lleva el viento?




viernes, 16 de octubre de 2015

Detén mi mundo un instante.

No puedo sostenerlo, me brotan desde adentro las ganas de gritar tu nombre y besar tu boca, quizás seas pasajero o solo uno más en el camino pero ahora mismo te quiero conmigo, aquí juntando tú mano tibia con la mía. Detén mi mundo un instante, llénalo de vos.

jueves, 4 de junio de 2015

Preguntas


¿Cuándo es que dejamos de darnos la mano?
¿Cuándo dejamos de mirarnos cómplices?
¿Cuándo nos reclamamos por primera vez que ya no nos mirábamos cómplices?
¿Cuándo comenzamos a evadirnos con excusas estúpidas?
¿Cuándo esquivamos ese beso?
¿Cuándo comenzamos a negarnos una caricia?
¿Cuándo pasamos de la policromia al más monotono gris?
¿Cuándo el calor abrazador se transformó en agujas heladas que atraviesan el corazon?
Si yo creo que lo cierto es que tus ojos marrones y profundos, aun están i
ncrustados en mis pupilas.
Si tengo la certeza de que tus caricias están tatuadas en mi cuerpo y las siento cada noche, cuando tu recuerdo se cuela en mi mente y eriza mi piel.
Si a tu voz la tengo en mis oídos como una canción hermosa que resuena nítidamente c
uando el silencio y la soledad se apoderan de mi alma y de verdad, puedo sentir tu ausencia.
Si a tu abrazo lo recuerdo, es que casi puedo tocarte como si estuvieras aquí tumbado a mi lado, en mi cama, cubriéndome con tu calor y protegiéndome del frio de la realidad.
Si acordarme de la manera en que sonreías solo para mi, aun me roba risitas furtivas que quisiera suprimir solo en un intento desesperado de salvar lo poco que queda de mi orgullo. 
si lo cierto es que a ese bendito lunar, ubicado exactamente donde termina tu cabello despeinado y comienza tu espalada, lo extraño.

Mi mundo entero aun se encuentra ahí.
Lo extraño...
LO
EX
TRA
ÑO


¿Que hago preguntándole a la noche sobre vos y por que no corró a buscarte aunque te encuentre en otros brazos? 

¿Cuándo el aburrimiento nos invadió?
¿Cuándo lo dejamos y por qué?
¿Cuándo nos olvidamo
s del amor?
¿Sera que solo yo todavía te amo?
¿Sera en realidad que amo lo que alguna vez fuimos y eso es lo que extraño?
¿Volveré a sentirte y no solo metafóricamente?
¿Me recordarás?
¿Me dedicaras aunque sea un pensamiento en alguna noche? Porque yo si.
¿Valdrá la pena tenerte tan presente?
¿Sera que algún día te perderás tan adentro de mi inconsciente que solo buceando por los lugares mas recónditos algún día te volveré a encontrar, cuando ya no seas más que el mero recuerdo de un apasionado y estúpido amor adolescente?